Naruto Aventura
Tablon de Anuncios


Comparte
Ver el tema anteriorIr abajoVer el tema siguiente
avatar
Akatsuki
Mensajes
817


Masculino
Datos Shinobi
Ryos: 14.950
Misiones
:
Items
:
Ver perfil de usuario


Reconstruyendo los desperfectos del monstruo

el Mar Oct 29, 2013 1:06 am
Había llegado el día en que aquellos obreros que tenían que reparar la aldea llegarían. Yo estaba en el despacho esperando, debían llegar por la mañana así que a primera hora llegué a mi despacho. Mientras esperaba observaba por la ventana de cristal. La gente ya se había olvidado de aquello y parecía actuar como normalmente, lo cual me enorgullecía, estaban seguros de que sus ninjas iban a poner los puntos sobre la íes, no tenían miedo de nada ni de nadie.

Al cabo de un rato los ví en la entrada, la cual era divisible desde mi posición. Un tipo más bien gordete y con un puro en la boca entro en la aldea y vi como entraba en el edificio desde el que dirigía a Iwagakure *Ahí vienen* pensé al verlo entrar. Fue tal y como imaginé y en segundos el tipo se encontraba cruzando la puerta de mi despacho. Con un dedo le indiqué que me acompañase -Supongo que ya has visto los desperfectos... Sufrimos el ataque de una bestia horrible- El hombre dio una calada de su puro y asintió con la cabeza. Caminamos hasta la entrada donde estaban los obreros preparados para empezar. Eran cientos de ellos y seguro que en poco rato acabaríamos de arreglar aquello. Unos transportaban piedras desde la mina de las montañas, vigilados por ninjas por si algo o alguien les atacaba. Otros se encargaban de fabricar el cemento para dejarlas pegadas y otro grupo se dedicaba a cargar las piedras y colocarlas para ir formando el muro de nuevo. Todo iba a la perfección pero yo me moría de ganas de ayudar, sin embargo ese Nara me dejó hecho trizas, necesitaba más días de descanso para recuperarme. Una vez acabaron de realizar el trabajo pude ver la muralla reconstruida de nuevo, levantandose impetuosa. Había quedado más hermosa que la anterior, no hay mal que por bien no venga. Así que invité a los obreros y al tipo del puro a que se quedaran a comer, organizariamos una gran fiesta para celebrar la construcción de la nueva entrada principal de Iwagakure.

-¡Larga vida a Iwagakure!- grité antes de sentarnos a la mesa y empezar a degustar aquella deliciosa carne acompañada de un buen vaso de vino. Aquel día acabó siendo una gran fiesta para todos en la aldea y me sentía feliz de ver como la gente de la aldea festejaba aquello. Era un día memorable para Iwagakure.
Ver el tema anteriorVolver arribaVer el tema siguiente
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.