Naruto Aventura
Tablon de Anuncios

Comparte
Ver el tema anteriorIr abajoVer el tema siguiente
avatar
Chunin
Mensajes
571

Edad
21


Femenino Localización :
Kumogakure

Datos Shinobi
Ryos: 64.750
Misiones
:
Items
:
Ver perfil de usuario


[Capitulo 4] - El Bosque y la Chica

el Jue Sep 03, 2015 12:58 am
El Bosque & la chica
Otoño - Edad Moderna - País del Fuego


Una figura encapuchada avanzaba proliferante entre los caminos fronterizos del País del Fuego, gotas de lluvia cubrían cada centímetro de la tela que envolvía su cuerpo y rodaban hasta caer en el terreno que poco a poco pasaba de un lugar seco y marchito a uno que emanaba sutilmente el rastro de naturaleza que el pasto iba dejando cada vez mas por el horizonte.

Su mirada se alzo y el tintinear de su armadura ceso al postrar la vista a tan magnifica obra de arte, un Bosque se alzaba en todo lo que su mirada le permitía, sus hojas secas y coloridas por el otoños marcaban una especie de señal en el nuevo camino que había emprendido la chica, los inicios del país del fuego se erguían ante ella y con el toda esperanza de un mañana.

La Noche casi caía en aquel remoto lugar, ninguna señal de actividad humana se podía ver a los lejos, estaba sola, en compañías de sus pensamientos y destrezas que había forjado a lo largo de su tan corta vida, el soplar del viento danzaba con su cabello, y el dulce aroma que emanaba el bosque poco a poco la iba atrayendo pareciendo que sus propios pies avanzaran solos por el  único y profundo sendero que tan susodicho bosque marcaba.

Una vez adentro, camino y camino sin llegar a un aparente final, al voltear atrás no se podía ver nada mas que una inmensa oscuridad que aterro a la chica en su viaje de soledad. El tintinear era cada vez ruidoso o al parecer el Bosque se había hecho mas silencioso, un silencio que heló cada parte del cuerpo de la pelirroja.

Miro desorientada a toda dirección, un sentimiento de depresión la invadió completamente y comenzó a caer en sueño, pero sabia que tenia que seguir avanzando pues algo extraño estaba sucediendo en aquel Bosque, pero sus ojos se entre cerraban, como si estuviera cayendo cada vez mas y mas.

Entonces, cuando sus ojos no pudieron resistir mas el tan persistente sueño, miro una ultima vez a su alrededor y entre la oscuridad una energía comenzó a rodearla, como si cientos de manos la estuvieran tocando, y a lo lejos se escuchaba una tonada que la adormilaba aun mas, pero avanzo, lo suficiente para llegar hasta un gran árbol que entre su paranoia, o tal vez el sueño, provoco que mirara sus hojas de colores que simplemente no conocía.

Erza callo rendida en su tronco, recostada boca arriba donde cayo en lo que pareciera un sueño profundo.

Y entonces una voz llamo a su nombre, Erza se levanto y miro para ver quien la llamaba.

— Voltea, aquí estoy...

La chica con una expresión de confusión volteo y al azar su vista, para su deleite y sorpresa admiro la presencia de un rostro femenino en el aquel árbol de colores donde hace unos pocos segundos se había quedado dormida.

— ¿Quien eres? —Pregunto la pelirroja.

— No importa el quien, si no el porque...—Contesto amablemente aquella manifestación

— ¿Que este Bosque? ¿Cuanto tiempo he dormido?


— Debes despertar ya mi niña o de aquí nunca saldrás, el bosque de los sueños es en donde estas y si caes mas ni yo te podre salvar — Las palabras de aquel rostro calaron tan fuerte en Erza que la voz tan amable que emitió, aun así, pareciera una advertencia o mas bien "Corre".

— Pero ya estoy despierta ¿Como salgo de aquí?  camine durante horas —Alego la viajera.

—Despierta aun no estas, un espacio raro habita en estos lados y los que caen aquí, en sus nombres arboles se han de edificar —Contesto la espectral manifestación. — ¡DESPIERTA! ¡DESPIERTA! ¡DESPIERTA! — Fue lo siguiente que escucho Erza, mientras una fuerte luz verde irradiaba del árbol haciendo que todo se tornara borroso a la vista de la chica.

Y entonces, ella despertó abrupta y miro su cuerpo siendo cubierto poco a poco por cientos de raíces, como si el propio árbol se la estuviera comiendo, eran tan duras que la fuerza bruta no servia de nada, Erza forcejeo y liberando sus manos realizo un sello de mano que le ayudo a crear una corriente eléctrica que incinero aquellas raíces que la estaban consumiendo.

Se levanto veloz, pero las raíces que emanaban de aquel árbol la siguieron como si tuviera vida propia, y la chica de su funda derecha desenvaino un pedazo de madera y con un fuerte grito — ¡ASCENDIO! — se elevo entre los arboles a una altura que le permitió visualizar todo el panorama y  con el mismo movimiento en el aire se impulso aun mas fuerza de aquel lúgubre bosque que conforme se alejaba mas, este se perdía entre una niebla provocando que los ojos de la chica vieran la realidad, el lugar era unas simples llanuras y el bosque jamas había existido en realidad.
Ver el tema anteriorVolver arribaVer el tema siguiente
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.