Naruto Aventura
Tablon de Anuncios

Comparte
Ver el tema anteriorIr abajoVer el tema siguiente
avatar
Genin
Mensajes
143

Edad
19


Femenino
Datos Shinobi
Ryos: 15.900
Misiones
:
Items
:
Ver perfil de usuario


Viaje a Ame ~Salida~

el Lun Dic 14, 2015 6:33 am
Fantaseo un rato arrugando el papel entre las manos, mientras descansaba en la sala.

Había visitado el mercado como cada semana, pero esta vez decidió desviarse un momento a los distintos locales de Konoha, el plan era familiarizarse. Pero una oficina de turismo se cruzo en su camino. No pudo reprimir el deseo de entrar y dar un vistazo. Salio con algunos folletos y ganas de visitar otra aldea o país. Regreso a su hogar y se tomo el tiempo para revisar aquellos folletos; realmente quería viajar. ¿Que le depararía el camino? ¿Que sorpresas encontraría en otra aldea? ¿Que tipo de personas conocería? ¡Había mucho que descubrir!

Por fin salio de su fantasía. Miro de nuevo el folleto. Su portada mostraba una aldea industrializada, nubes negras en el cielo y lluvia cubriéndolo todo. "¡Visita Amegakure!" Rezaba el texto de la portada. "Nuestro clima perfecto para aquellos que disfrutan de una tarde en casa, café y un buen libro. Aire fresco y con ese encantador aroma que todos aman al llover."

"Contamos con aldeanos de lo mas agradables. Somos el hogar de tres de los Clanes mas misteriosos en todo el mundo... ¡y nuestra arquitectura no es algo que se vea siempre! ¡Visitanos!"

Amegakure. Realmente llamaba su atención., y tenia varias razones. Primero porque la distancia no era tanta, tan solo dos días de viaje. El lugar en si le parecía misterioso. Pero sobre todo, esa aldea estaba totalmente opuesta a Kiri: el hogar de su clan. No era que no los extrañara, a pesar de todo los quería, pero después de enterrar todo su dolor en el pasado prefería no verlos muy pronto.

-Realmente no tengo nada que me detenga aquí...- Su hogar estaría seguro, no cabía duda -Ademas, tengo lo necesario para viajar. ¿cierto?- Ya había comenzado el debate consigo misma. En aquella casa solo se escuchaban los murmullos de la joven. -Creo que un viaje ayudaría con mi experiencia como kunoichi, mi conocimiento en culturas seria mayor y no tendría que salir tan lejos. Pero... tengo que revisar lugares en los cuales quedarme, hacer papeleo, organizar todo... ¡pero es una buena oportunidad! No la desperdicies, Karasu.- Se levanto con determinacion mandando a volar los otros folletos, elevo su diestra formando un puño y con toda seguridad troto hasta su armario en busca de una mochila. A las pocas horas ya tenia todo un equipaje listo; algunos cambios de ropa, barras energéticas, pequeños aperitivos y botellas de agua, todos sus ryos, un par de libros, sus herramientas ninja y saco un abrigo adecuado para el clima de Ame. Se hecho la mochila sobre los hombros junto a la bolsa que llevaba su tienda de acampar, salio de su hogar cerrando con llave. (Escondió las llaves bajo una pequeña roca cerca de la entrada.) Tomo rumbo la salida/entrada de Konoha, después de notificar su salida, y comenzó con su primer viaje sola.

Llevo chakra a sus pies, su velocidad ya entrenada se veía mejorada notablemente. Atravesaba bosques, claros y objetos del camino. Aquello también lo tomaba como parte del entrenamiento y como toda una Yuki, sus movimientos se veían sutiles, elegantes. Como una danza en el aire. Disfruto plenamente del aire fresco golpeándole el rostro y de los rayos del sol cayendo lentamente. No se dio cuenta de cuantas horas habían pasado, pero ya se sentía exhausta, ya anochecía. Se detuvo en un claro del bosque. Ya llevaba la mitad del camino.

Comenzó a armar la casa de campaña individual y cuando estuvo lista encendió una pequeña fogata. Para entonces el sol ya se había ocultado. Realmente la fogata era solo por costumbre, pues no tenia nada que cocinar. Su cena fue compuesta de un pequeño aperitivo, algunas barras y una botella de agua. Descanso, mirando al fuego perdida en sus pensamientos. Hubiera preferido quedarse despierta pero el sueño acumulado le cerraba los ojos poco a poco. Se aseguro de apagar bien la fogata, entro en su tienda para ponerse su pijama, y con placer se acomodo dentro del saco de dormir. En menos de una hora ya estaba profundamente dormida.
Ver el tema anteriorVolver arribaVer el tema siguiente
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.